jueves, 15 de noviembre de 2012

montsegat finales felices, SOBRE MISHA..


Montse la mami de misha, que con tanto cariño la acogió y adopto, nos cuenta su experiencia.
desde aquí agradecerle la oportunidad que le dio a la especial misha, pues solo ella supo ver en misha mas que una gata preciosa, vio una gata, atemorizada, pero deseosa del contacto y del cariño, a la espera de confiar en alguien, y este fue su gran momento, momento decisivo que nos produjo un golpe de fuerza a todo el equipo de montsegat.
desde aquí mil gracias a MONTSE!

MISHA
Misha es una gata adulta, una señora gata… a la que le encanta estarse en el sofá o en la cama, durmiendo y recibiendo mimos. Los primeros días fueron difíciles porque en Montsegat ella estaba en una habitación aislada, por su miedo a los demás gatos, y apenas se movía. Cuando llegó a casa, al principio se escondió, y más adelante se relajó pero seguía sin moverse apenas del sofá y de la habitación donde se había instalado. Con paciencia y cariño, empezó a acostumbrarse a nosotros y a nuestro piso y ahora que lleva con nosotros más de dos meses, está mucho más tranquila y empieza a ser dueña de la casa, aunque es una gata temerosa y se asusta con los cambios. Es una gozada verla feliz y contenta, ronroneando y acercándose para que le acaricies la cabeza.
Nuestra idea inicial era adoptar un gato más joven, pero cuando Ana nos explicó su caso y la vimos arrinconada en la habitación de “los aislados”, nos enamoramos de ella y tuvimos claro que era la gata que queríamos adoptar. De esta forma entró en nuestra vida una gata adulta de 5 años y medio y conseguimos sacarle de un ambiente donde no se sentía ni feliz ni cómoda, para darle todo lo que pudimos, tranquilidad, paciencia y cariño, para que perdiera sus miedos y se diera cuenta que nosotros queríamos cuidarla y que estuviera bien. A cambio ella nos da cada día compañía, nos hace reír y pasar buenos ratos.
Nunca había tenido un gato anteriormente, y es una experiencia que recomiendo, y más si puedes adoptar y ayudar así a un animal que sufre por haber sido abandonado. Misha es tranquila, no ensucia, no molesta, y te hace compañía cuando lo necesitas. Lo más importante es ver qué tipo de casa y familia tenemos para poder elegir al gato que mejor se ajuste a lo que queremos, para poder tener un animal que esté con nosotros y con quien compartir nuestro tiempo y se adecue a nuestras vidas. 
Texto de Montse Peñarroya

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada